Italiano fue su peor enemigo

En un partido en el que Italiano pudo más pagó muy caros sus propios errores para cerrar un Torneo Apertura, en el que por momentos mostró muy buenas actuaciones, de la peor manera, con tres derrotas consecutivas que terminan empañando el desempeño azzurro.

En el primer tiempo Italiano tuvo varias para adelantarse, pero como está siendo costumbre el equipo de Zermatten recibió un inmerecido tanto en una jugada confusa que le puso el partido cuesta arriba.

Fue en el complemento cuando Italiano reaccionó tras verse en dos goles de desventaja y mediante un penal que ejecutó Marcelo Burzac se puso a tiro la remontada ante un rival que tampoco había hecho grandes méritos para quedarse con los tres puntos y como suele pasar cuando un partido se pone 2 a 1, comenzaba a intranquilizarse.

Fue entonces cuando en un par de minutos fatídicos Italiano tiró todo por la borda. Primero Mareco comete una falta innecesaria y fue amonestado (debió ser expulsado) y no contento por ello en medio de los empujones cruzados con varios jugadores locales que le recriminaban por la falta agredió a uno de ellos. En la trifulca posterior en la que participaron varios jugadores de los dos equipos el árbitró optó por la salomónica y expulsó a un jugador de Berazategui y a Suárez Costa por parte de Italiano.

En la jugada posterior Griffo salé a cortar un centro, llega, se hace con la pelota pero embiste a un jugador local. Penal y expulsión. Fin de las chances en un partido que se había puesto de cara. Con el 3 a 1 tras la ejecución del penal e Italiano con 9 se acabaron las opciones de puntuar y despedirse del Apertura con otra imagen.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email